Para 2013, Keane había lanzado cuatro álbums, había roto todos los ránkings musicales y ganado dos Brit Awards y un Ivor Novello. Decidieron poner pausa al proyecto para que Tom Chaplin, el vocalista de la banda, se lanzara en solitario y los demás miembros se enfocaran en su familia. Seis años después Keane volvió a reunirse, los cuatro se emocionaron al darse cuenta de que podían hacer algo poderoso juntos, algo nuevo y es por esto que están de vuelta en los escenarios, listos para tocar en diversos festivales a partir de este verano.