Snail Mail

Creciendo en el suburbio de Baltimore, Ellicot City, Lindsey Jordan comenzó sus clases de guitarra clásica a los cinco años, y una década más tarde escribió sus primeras canciones como Snail Mail. Alrededor de ese tiempo, Jordan comenzó a frecuentar espectáculos locales en Baltimore, donde formó estrechas amistades dentro de la escena local, el impulso para que ella formara una banda. La habilidad más magistral de Snail Mail es crear tensión, trabajar con un melodrama silencioso que se acumula y nunca se rompe, logrando así liberaciones lentas viscerales que conectan con su público.