La banda escocesa Travis transformó la escena alternativa británica a finales de los años 90. En álbumes aclamados como The Man Who de 1999 y The Invisible Band de 2001, la banda agregó riffs majestuosos y melodías inspiradas en el folk para dirigir las tiernas canciones de amor del cantante Fran Healy. Travis trajo una nueva seriedad e inestabilidad al rock alternativo después de los años bulliciosos de britpop, y actualmente, Fran Healy está ocupado escribiendo el noveno álbum de la banda.